juegos eroticos Quimica del amor JVS  
juegos eroticos relaciones sexuales  
juguetes eroticos
 
 
Inicio
El sexo de la mujer
El sexo en el hombre
Importancia del sexo
El deseo sexual
La quimica del amor
Las Feromonas
Zonas erógenas
Excitación sexual
 
Otras secciones
Problemas sexuales
Anticonceptivos
 
 
Otras Web
  Portal Por Mi   -
 
Si deseas encontrar algo en internet, aqui te ayudamos
Google sexualidad
Búsqueda personalizada
sexualidad

Quimica del amor

¿Existe la química del amor? Nadie pone en duda el papel destacado que desempeñan el estado psicoafectivo, el medio y los diversos estímulos en el deseo sexual.
Sin embargo, pocas personas saben que nuestros deseos eróticos están a merced de un puñado de hormonas sexuales y de unas sustancias químicas liberadas por las neuronas llamadas neurotransmisores.
En efecto, nuestro cerebro, constantemente bañado por ráfagas de hormonas sexuales, junto con los órganos genitales, condicionan los deseos eróticos, la capacidad para seducir y estimularse, la respuesta sexual, la satisfacción e incluso la fidelidad a la pareja.
En este sentido, los científicos han comprobado que el grado de fidelidad entre los campañoles, una especie de roedor-está condicionado por los niveles corporales de al menos dos sustancias: la vasopresina y la oxitocina.
En el hombre y la mujer, la sustancia biológica más determinante sobre la libido es la testosterona, hormona masculina segregada por los testículos, los ovarios y las glándulas suprarrenales.
  amor
 
 
sexualidad El amor y el deseo sexual
amor deseo sexual   Los efectos de la testosterona en el deseo sexual están científicamente demostrados.
Por ejemplo, la persistencia del deseo sexual en la mujer después de la menopausia, con los ovarios ya inactivos, sólo se explica por la acción de las glándulas suprarrenales.
Por otro lado, la reducción de testosterona sanguínea, provocada por un desequilibrio hormonal o por un tratamiento médico, hace que la persona pierda el deseo por el sexo, y viceversa.
Así es, la administración de testosterona amplifica de forma espectacular el deseo erótico.
El estradiol es otra hormona que cuando mengua afecta negativamente al deseo sexual de la mujer. Por último, un par de neurotransmisores juegan un papel nada desdeñable en el comportamiento erótico: la serotonina y la dopamina.
 
 
La dopamina es la responsable de los estados de activación de cualquier acción positiva, es decir, de la motivación.
Es por ello por lo que resulta imprescindible para el deseo sexual, como ha quedado patente en algunos experimentos clínicos.
Un equipo de investigadores canadienses ha comprobado que la administración de apomorfina, una sustancia que imita la acción de la dopamina y aumenta el número de coitos en roedores, provoca en el hombre erecciones espontáneas.
La serotonina, sin embargo, podría intervenir inhibiendo la conducta sexual, una vez saciado el deseo.
  el amor
 
Web interesantes
 
Por Mi
Adelgazar
Mejores restaurantes
 
 
La Alpujarra
Prevision del Tiempo
Dietas

Web de educacion y relaciones sexuales - JVS - correo sexualidad
sexualidad
Alojamiento Web
juegos eroticos
Mantenimiento Redsat

Contador visitas
  juguetes eroticos
Alojamiento Web
 
.